Rey de la Dieta Mediterránea. Es de color verde dorado y con un olor y sabor afrutado que recuerda a la aceituna fresca.

El jugo de este aceite se obtiene de la recolección del fruto sano y fresco, en su punto óptimo de maduración, dando lugar a un aceite de extraordinaria calidad, con plenitud de sabor, aroma y cualidades.

Los olivares que cubren la Sierra de Segura pertenecen en gran mayoría a la variedad Picual de montaña, lo que le confiere una gran estabilidad, un sabor equilibrado y unas irreprochables cualidades saludables. Sus propiedades le permiten ser utilizado en la cocina en numerosos usos. Tanto en crudo como elaborado a fuego lento y a bajas temperaturas transmite todos sus beneficios saludables.